9 mar. 2011

Never let you go

Y mirarte a la cara, y no decir nada. No hace falta. Sobran las palabras. Tu y yo solos, sin nadie que nos moleste. No hay que decir nada. Basta con miradas. Tu mirada es cómplice y a la vez, seria. Es brillante, pero a la vez, seca. ¿Qué hago? No lo sé, pero sigo mirándote. Intento decir algo, para romper ese silencio que me revienta los oídos, pero antes de decir nada que estropeara el momento, acercas tus labios a los míos y éstos se funden en un beso profundo y deseado. Un beso de los que no se olvidan, de los que no son ni largos ni intensos, pero sí dulce y verdadero. Un beso que lo dice todo. Un beso. Apartamos los labios y te quedas pegado a mí. Muy pegado. Nos queremos, pero no sabemos como decirlo. solo niños, solo niños. Eso da igual. sobran las palabras para decir "te quiero".

No hay comentarios:

Publicar un comentario