30 abr. 2011

Libros.
Son nuestra fuente de energía, nuestro saber, nuestro conocimiento, nuestra MENTE. Cada vez que leemos un libro, entramos en un mundo paralelo, llamado imaginación. Somos ese Cowboy tan valiente, o esa princesa rosa y pomposa que siempre hemos querido ser, esperando a que llegue nuestro príncipe azul a recogernos, mientras que, en realidad, estamos sentados en un sofá, por la noche en un día de lluvia. Vestidos con nuestro pijama preferido y bien tapados con una manta, nos vamos de este mundo tan imperfecto a hacer un viaje por nuestra mente, un mundo de sueños e ilusiones que nunca se cumplirán, y que moriremos con ellos, pero que aún así, nunca perderemos la esperanza. Siempre seremos niños que se sientan en el sofá a leer, y no a jugar a los videojuegos, hasta que muramos, seguimos teniendo metas, y estaremos más cerca de ellas mientras leamos estos libros, tan perfectos y tan imperfectos a la vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario